Más información

Contáctenos

Envíenos su consulta y le contestaremos en menos de 24 horas

Peugeot 2008 vs Renault Captur

Peugeot 2008 vs Renault Captur

Todo empezó con el atrevido lanzamiento por parte de Nissan del modelo Juke. Este transgresor automóvil de la firma japonesa ha marcado el camino que seguir al resto de fabricantes que, una vez comprobado el éxito de la fórmula, han iniciado el asalto a este segmento B de automóviles urbanos, que ofrecen estética de todocamino y una postura al volante más elevada. El Captur y el 2008 llegan en un momento muy oportuno, ya que los crossover están incrementando su penetración en el mercado en detrimento de los monovolúmenes.

La propuesta realizada por Peugeot y Renault se resume en una interesante fusión de conceptos. Estos vehículos han sido concebidos para ofrecer lo mejor de varios mundos. Ofrecen el mencionado valor añadido de la elevada postura al volante y son equiparables a un monovolumen en ciertos detalles de habitabilidad interior y modularidad, virtudes que se combinan con un comportamiento dinámico, comparable al ofrecido por una berlina de su tamaño. Además, se distinguen por sus formas atractivas y seductoras de vehículo 4x4, que tanto agradan a sus propietarios.

 

Practicidad interior

Teniendo en cuenta el tamaño externo de ambos modelos, debe remarcarse el esfuerzo realizado por ambos constructores para ofrecer habitáculos espaciosos. 

En sus respectivas ofertas mecánicas, Peugeot y Renault proponen sendas mecánicas diésel de potencia intermedia (92 y 90 CV), ideales por su equilibrio entre eficiencia y rendimiento. El propulsor de Peugeot ofrece mejores aceleraciones, y ambos mantienen también excelentes registros de emisiones de CO2, 96 g/km en el Renault, por 103 g/km en el Peugeot.

El Peugeot 2008, marca diferencias con su oponente al poder equipar el sistema Grip Control, una tecnología que mejora la motricidad en terrenos de escasa adherencia a través de cinco modos de funcionamiento:, normal, nieve, barro, arena y ESP Off.

El Captur y el 2008 ofrecen un comportamiento dinámico, con un Peugeot más ágil en zonas viradas y que se muestra más preciso en sus trayectorias. No obstante, el modelo de Renault no desentona en absoluto, mostrando sólo algunas limitaciones de confort de suspensión sobre asfaltos irregulares. Tanto Peugeot como Renault han considerado que para estas mecánicas es suficiente una caja de cambios de cinco velocidades. El 2008 dispone en opción de una caja manual con embrague automático y el Captur ofrece una versión dotada de cambio automático, combinada con el motor gasolina de 120 CV.

 

INFORMACION COMERCIAL

FACEBOOK

VEHICULOS OCASION

TWITTER

CITA PREVIA TALLER

OFERTAS